Buscar podcast

Encuentra tu vocación III

Porque sigues…

Este mensaje podría escucharse como afirmación o como pregunta.

Porque sigues… o

¿Por qué sigues Procopio?

¿La vocación es encontrada o te encuentra?
¿Debo de recurrir a los libros para saber quien soy o debo de recurrir a mi corazón?
Ah, en realidad no sé qué es lo que quiero.

 

Recuerda.

Alma Calma. Volver a mi es un ejercicio que practico todos los días, tan sencillo como estar en el aquí y ahora. Con actividades simples como: estar en quietud, observar el cielo, observa las palmeras, las casas, las aves y sus especies. Los colores de los animales, de las plantas, simplemente observo, escucho el silencio, escucho que hay dentro, escucho quien soy, escucho donde estoy, escucho y soy.

 

Donde.

Encuentro dentro de mi quien soy, no soy mis pensamientos, no soy mi carne, no soy mi cuerpo físico, ni mis ojos, ni mi nariz, ni quien creen que soy, soy todo y no soy nada, soy nada más.

No me entiendes, lo sé.

Iré más despacio, la vida no es el espacio en el que vives, tampoco eres quienes te dieron la vida, tu eres un maestro, mientras estés conmigo/contigo, te encontrarás y me encontrarás.

 

¿Quién habla?

Jaja, vaya pregunta, eres un ser viviente en un mundo terrenal, de tercera dimensión y puedes ser quien desees ser y estar en una dimensión superior. Enfócate en tu alma, en tu ser, en tu fuerza, en tu centro, enfócate en sólo ser. Conozco tus asuntos, fui carne, entiendo que hay miedo, permíteme entrar, en la medida que seas y dejes de querer ser quien no eres comenzarás a ser.

Parece un juego de palabras, quizás. En resumen, sé tú y no seas quien no quieres ser.

 

 

¿Quién habla?

Deseo ayudarte para que me comprendas pronto, pero quien habla soy yo.

Jaja, te explico más a detalle, puede ser tu yo, tu ser que desea ser escuchado, tu yo ansioso por curarse, sanarse y estar en paz, ese es el primero, y el otro es el otro.

¿Quién es el otro?

El otro soy yo. Quien eres tu, que soy yo.

Que somos todos, que soy en todos.

 

 

Quiero volver.

¿En dónde estabas entonces? Estaba perdido en mis pensamientos, estaba obsesionado por brillar, estaba obsesionado porque me voltearan a ver, estaba perdido en mi yo dolido, estaba en la oscuridad, estaba en mi egoísmo, en mi yo interior afectado, estaba en algún lugar que no me genera estabilidad, ni amor, ni pasión por la vida, estaba perdido.

 

Lo has dicho bien, estabas.

Has vuelto, te puedes perder las veces que quieras y aquí seguiré esperándote siempre, soy paciente, soy quien soy, porque soy amor, solo soy luz, paz, serenidad, gozo, amor.

 

¿Por qué me pierdo?

Te pierdes porque quieres, te daré algunas claves básicas para que estés más cerca de mi, por favor apunta:

Ora,

Medita,

Da y

Ríe.

 

La oración es conversar conmigo, de tus asuntos.

La meditación es estar aquí conmigo.

Dar es todo, entregarte a mi, entregarte a los demás.

Ríe, solo busco guerreros de amor, que se rían que disfrutan ser quienes son y quienes deseo que sean mis guerreros.

Procopio, guerrero, se luz, sé tú, sé y ama. Namaste.

 


 

Más detalles en el ProcoSodio de Encuentra tu vocación III de @origenespodcast.

Procopio Ramos.
Joyero Corazón.
Propósito abrir corazones.

Cuento con @origenespodcast charlo con personalidades, comparto experiencias y aprendizajes muy personales. Disfruto escribir, soy disruptivo y estratega.
Procopio Ramos Joyero Corazón.

Procopio Ramos

Compartir:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin