Buscar podcast

¡Quiero matar a mi jefe!

Todos los godínez seguramente hemos tenido ese pensamiento por lo menos una vez (espero que solo en pensamiento) y en situaciones bastante comunes: después de un regaño, tras una junta estresante o simplemente porque hay días en los que no estamos del mejor humor del mundo.

Por eso te comparto los siguientes tips y recomendaciones para no matar a tu jefe.

No te lo tomes personal

Es importante que analicemos cada situación objetivamente. Aunque creamos que el jefe la trae contra nosotros, no necesariamente esto es cierto. Para ello, te recomendamos siempre tener un diálogo honesto y transparente acerca de cómo te sientes con tu jefe.

Esto creará mejores lazos que harán mejorar tu ambiente de trabajo. Para ello, siempre hay lecturas obligadas como el libro de los Cuatro Acuerdos de Miguel Ruiz te ayudará a mejorar esas relaciones laborales.

Siempre toma notas

Cuando tengas alguna reunión o sesión de retroalimentación con tu jefe, ve en un modo chill y lleva una libreta o computadora para anotar (o si te deja grabar, adelante). De esta manera podrás recordar mejor lo que realmente quiso decir tu jefe. Especialmente si eres de los que se les olvida todo lo que les dicen.

No te quedes con ninguna duda, por más que tengas que repetir las mismas preguntas. (Si este es tu caso, te recomendamos mejorar las habilidades de escucha activa). Lo importante es tener una claridad las expectativas del trabajo que estás realizando.

es de godinez blog

Sé empático

Recuerda que tu jefe también forma parte de esta tribu godín, y muchas veces podemos no entender las decisiones que toma. Tenle un poco más de paciencia, ya que probablemente él también está en la misma situación que tú, pero con otra persona.

A menos que sea el director y/o fundador de la empresa, ahí sí está complicado. Si tu jefe es de una generación diferente a la tuya (millennials, boomers, generación X etc…) trata de comprender desde su perspectiva qué es lo que se quiere transmitir.

Crear alianzas

Seguramente no eres la única persona que puede llegar a sentirse de esa misma manera, para ello te recomendamos que crees alianzas o círculos de confianza con el resto de tus compañeros esto te ayudará para sentirte escuchado y una que otra vez a desahogarte.

Un aspecto muy importante en este punto es que no se trata de criticar a tu jefe y hacerlo ver como el malo del cuento, sino de formar alianzas positivas que te ayuden a tener una mejor perspectiva de las cosas.

Pláticas 1:1

Hablar con tu jefe y pedirle que de manera semanal que puedan estar platicando acerca de tus prioridades, proyectos y de cómo te sientes en la organización. En ocasiones, el día a día en el trabajo hace que no nos detengamos a ver cómo podemos colaborar de una mejor manera.

Las sesiones de 1:1 no deberán durar más de una hora, sin embargo, crear estos puede tomar un poco más de tiempo lo importante es la creación de puentes de confianza entre tú y tu jefa o jefe. Sí actualmente tienes gente a tu cargo, te recomendamos el libro Trillion Dollar Coach, te ayudará a llevar la gestión de una manera diferente.

empatia en el trabajo

¿Ya lo intentaste y no funciona?

Respira y piensa si realmente se trata de tu jefe, del trabajo o qué situación es la que no te deja avanzar. Recuerda que tu trabajo godín es una buena manera de crecer personalmente y ahí te la vives la mayor parte del tiempo. Disfruta, para todo hay un momento. Ya que Es de Godinez apoyarnos mutuamente.

Si quieres seguir profundizando de este tema, te invitamos a nuestro capítulo en el podcast Es de Godinez:

Es de Godinez

Únete a la comunidad de Es de Godinez:


 

Acerca del autor:

luciano gonzalez

Luciano González

Master en Psicología Laboral y Organizacional | Fundador de Trece Capital Humano| Host en Es de Godinez Podcast |Apasionado por el crecimiento de las personas a través del trabajo.

linkedin.com/in/lucianogzzm/

Compartir:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin